La dreta europea, contra la igualtat entre homes i dones

Aquesta no és pas la resposta que els ciutadans esperem d’Europa. Que el PPE, el grup majoritari al Parlament Europeu, voti en contra dels drets humans, de la igualtat entre homes i dones és un escàndol.

Fóra bo recordar-ho el proper 25 de maig.

NOTA DE PREMSA DE LA DELEGACIÓ SOCIALISTA ESPANYOLA AL PARLAMENT EUROPEU

El Parlamento Europeo ha rechazado el informe Igualdad entre hombres y mujeres en 2012 con el voto en contra del Partido Popular Europeo.

La eurodiputada socialista Iratxe García, miembro de la comisión de Derechos dela Mujer e Igualdad de Género de la Eurocámara, ha lamentado la actitud de la derecha europea que “una vez más, ha mostrado su lado más retrógrado al rechazar este informe en el que se plantean cuestiones tan evidentes como la brecha salarial o la violencia de género”.

“Es una ironía de mal gusto que el Partido Popular asegure que apoya la igualdad entre mujeres y hombres y luego vote en contra de este informe”, ha asegurado Iratxe García, que ha advertido que “los ciudadanos deben saber, a la hora de votar en las próximas elecciones europeas, quiénes somos los que realmente defendemos los derechos de la mujeres y la verdadera igualdad”.

Por su parte, el presidente de la Delegación Socialista Española en la Eurocámara, Juan Fernando López Aguilar, ha reprochado a la derecha su actitud y ha señalado que “produce indignación y tristeza asistir en directo a las arrogantes risotadas de un PPE eufórico por haber conseguido que se rechazara un informe por la igualdad de las mujeres en el Pleno de Estrasburgo”.

El informe que la derecha europea ha votado en contra, recoge cuestiones tan importantes como que la crisis económica afecta más a las mujeres; que el aumento del riesgo de la pobreza está directamente relacionado con las funciones sociales del Estado y en la reducción de prestaciones sociales; que la Comisión Europea debe vigilar que los Estados miembros apliquen las directivas de igualdad; que los Estados miembros garanticen salarios dignos que reduzcan la brecha de retribución; que se refuerce la inversión en la enseñanza y la educación públicas; o que se garanticen los derechos de salud sexual y reproductiva.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada